martes, 26 de marzo de 2013

MAR97. S.O.S

















Anneka caminaba por la playa de arena color antracita cuando, semienterrado, vio un objeto brillante que recogió entre sus manos enguantadas. Parecía una vieja botella de vidrio en cuyo interior  apenas se  entreveía una nota, que no se decidió a extraer, por miedo a resultar intoxicada: mejor llevarla al laboratorio gubernamental.
En el interior del recinto el aire era puro y se despojó del casco. Puso el objeto encima de una mesa-escáner, donde un pequeño robot abrió la botella hasta vaciar su contenido. Doblada entre un plástico, apareció una inscripción. La tinta estaba borrosa, apenas era legible. La mesa tradujo la nota automáticamente. Sustituyó los espacios vacíos por palabras que daban sentido al mensaje: “ Miami, mayo 15/ 2084. Me llamo Martin, tengo doce años. Sé que estos mensajes pueden viajar durante mucho tiempo impulsados por las corrientes. Me gustaría decir, a quien lea esta nota, que nuestros bosques están desapareciendo, la mayoría de los animales están en peligro de extinción, los gobiernos no hacen nada. Tal vez, ustedes puedan encontrar una solución”.
Instintivamente, Anneka levantó la mirada hacia el monitor donde se podía leer: Alesund (Noruega) enero 10/ 2227. “No sabía que en el año 2084 quedaran árboles todavía… “.

                                                               Amparo Hoyos Sanchís

miércoles, 20 de marzo de 2013

Pubertad

Voy a dejar una página de consulta sobre esta etapa; hay información sobre las preguntas más frecuentes:enlace a la página de los alumnos

sábado, 9 de marzo de 2013

jueves, 7 de marzo de 2013